¡¡ GRATIS 1 KG DE LIMONES EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

Cómo conservar el zumo de naranja. Los mejores tips

¿Quieres aprender a conservar el zumo de naranja natural recién exprimido? ¿Hay que beberlo inmediatamente? ¿Cuándo se pierden sus propiedades? ¿Es mejor el zumo natural recién exprimido en casa u optar por los envasados de los supermercados?

Te hemos planteado una serie de preguntas que son muy interesantes, ¿verdad? Lo que queremos es que no dejes de leer este post hasta el final porque vamos a desmontar algunos mitos sobre cómo conservar el zumo de naranja.

No nos entretenemos más y entramos en materia. Es necesario hacerse la siguiente pregunta:

¿Se pierde la vitamina C si no nos bebemos el zumo de naranja inmediatamente?

Bébete el zumo de naranja ya porque pierde todas sus propiedades”. Seguro que esto lo has oído un montón de veces.

Pero, ¿es cierto? ¿Si no nos bebemos el zumo de naranja recién exprimido pierde sus propiedades y más en concreto esa vitamina C que buscamos en las naranjas?

Pues no es cierto.

Y para decir que no es cierto, nos hemos basado en un estudio que ha elaborado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Este artículo dice bien a las claras que estamos ante una “leyenda urbana”. En el laboratorio de de la OCU se midió la cantidad de vitamina C en el zumo de naranja pasadas las 24, las 48 y las 72 horas y los niveles de vitamina C se mantienen estables.

Ahora bien. Se mantienen estables siempre y cuando el zumo se haya conservado en frío. Más adelante veremos los diferentes sistemas para conservar zumo de naranja.

Solo disminuye la vitamina C si el zumo se calienta. El calor es el que destruye la vitamina C.

Pero lo cierto  es que a muy poca gente se le va a ocurrir poner a calentar el zumo de naranja. Tampoco se le ocurrirá dejarlo en un lugar donde dé el sol o encima de un aparato de calefacción.

¿Es para vender más zumos envasados?

Hecha esta explicación se nos ocurre la siguiente pregunta. ¿Se ha creado esta leyenda urbana para que se vendan más zumos envasados?

No es descabellado,  aunque afortunadamente cada vez más gente conoce las ventajas de tomar zumo de naranja exprimido en caso con naranjas naturales y de temporada.

Por cierto. Que tenerlas en tu casa es la mar de sencillo. Sólo tienes que pedírnoslas. Haz tu pedido y en unas 24 horas tendrás tus naranjas en casa.

Para exprimir en zumo o para comerlas enteras. Lo que tú quieras. ¿Quieres comprarlas ya? Si clicas en este enlace verás lo sencillo que es:

COMPRAR NARANJAS NATURALES Y DE TEMPORADA DE VALENCIA

Dicho esto, no es necesario insistir en que los zumos naturales de naranja –y bien es cierto que de cualquier otra fruta- son más beneficiosos para la salud si están exprimidos en casa.

Los envasados que encuentras en los lineales de los supermercados contienen aditivos y azúcares añadidos.

Métodos para conservar el zumo de naranja

Es el momento de darte los mejores consejos para conservar el zumo de naranja. Nos ponemos a ellos de manera inmediata:

1.      Por refrigeración

Es una manera muy sencilla de conservarlo durante más de 24 horas.

Lo que hay que tener en cuenta es la cantidad. Si es poca, coge un recipiente hermético y vierte el zumo en él… y a la nevera.

Pero si has hecho mucho zumo y va a estar más tiempo en la  nevera lo que te aconsejamos es que lo cueles para eliminar restos de pulpa porque con las horas adopta otra textura y, a veces, cuesta más de beber.

Si eliminas pulpa eliminarás fibra pero continuarás conservando la vitamina C.

Necesitarás un envase más grande y lo que te aconsejamos es que sea de vidrio y que esté bien esterilizado. Cualquier bacteria que se cuele puede estropear tu zumo de naranja.

¿Cuánto tiempo es lo ideal? Pues entre 2 y 3 días. Puede llegar a aguantar hasta 7 pero si lo consumes antes, mejor que mejor.

2.      Por congelación

Sí. Como lo oyes. También puedes congelar tu zumo de naranja. Esto está muy bien porque, atención, según algunos estudios, el zumo de naranja congelado puede llegar a durar hasta 4 meses.

Como que las naranjas, para que estén ricas, ricas, las recolectamos entre el otoño,  el invierno y la  primaveras, si eres muy “fan” de esta fruta, puedes hacer zumo y tomarlo en el verano.

El problema, claro está, radicará en el tamaño de tu congelador.

Bien. Lo que debes tener en cuenta también para congelar es eliminar la pulpa. Colar hasta que no quede ni rastro. A continuación, verter el zumo en envases de vidrio.

Y listo.

Descongelar es la mar de sencillo. Lo sacas por la noche, lo dejas en la nevera y seguro que tienes  un buen zumo de naranja para tu desayuno.

3.      Envasado al vacío

Efectivamente. También es posible envasar al vacío el zumo de naranja. Otro método para que te dure meses.

Lo que ocurre es aquí ya vas a necesitar de una máquina especial. Vamos, que te será más engorroso conservarlo.

Acabamos ya. En este post te hemos querido explicar las diferentes maneras que tienes para conservar el zumo de naranja. Recuerda. Siempre es mucho mejor exprimir las naranjas en casa que comprarlo envasado.

¿Te ha parecido interesante lo que te acabamos de contar? ¿Conoces algún método más para conservar el zumo de naranja?

Nos gustaría que hicieras dos cosas. Que nos respondieras  a las preguntas que te acabamos de plantear y que compartas este post por tus redes sociales. ¿Lo harás?

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.234 segundos