¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

8 errores que cometes al beber zumo de naranja (y como solucionarlo)

Beber zumo de naranja es todo un placer. A todas horas, pero bien es cierto que a la mayoría de nosotros nos gusta tomarlo por la mañana.

Aunque no es nada extraño tomar un buen zumo de naranja a media tarde, a la hora de la merienda.

Un apunte. No dejes de cuidar tu merienda. Es una comida importante del día, sobre todo si tienes peques en casa.

Beber un zumo de naranja al día es un “chute” de salud. Es cuidar de tu bienestar físico y de los tuyos.

Tomar frutas y verduras a lo largo del día es una cosa que no debes de dejar de hacer jamás. Repetimos. Sobre todo si tienes peques en casa.

Ahora bien. ¿Tomas el zumo de fruta tal y como es debido? Es decir, ¿sabes aprovechar todo el sabor que tiene y todas las muchas y buenas propiedades que contiene para cuidar de la salud?

Te vamos a ayudar. En este post hemos hecho una relación de los 7 errores que puedes estar cometiendo para no disfrutar de tu zumo de naranjas.

Esta será la primera parte. La segunda parte del post la dedicaremos a que puedas solucionar esos errores.

¿Te parece interesante lo que te vamos a contar? Pues no dejes de leer este post hasta el final. Vamos ya con los errores que puedes estar cometiendo.

Errores más comunes cuando bebes zumo de naranja

1.      Elegir naranjas no adecuadas para zumo

 No todas las naranjas son iguales. Algunas variedades son más adecuadas que otras. Lo que hay que mirar es que tengan un equilibrio entre dulzura y acidez.

No te preocupes. Si tienes alguna duda en este aspecto, solo tienes que coger el teléfono y llamarnos o bien escribirnos un correo electrónico.

2.      No prestar atención a la frescura

Las naranjas más frescas garantizan un zumo más sabroso y nutritivo. No exprimas aquellas que hayan estado mucho tiempo almacenadas. El sabor y las propiedades de un zumo de naranjas recién recolectadas, es mayor, que el de un zumo envasado. 

En Naranjas Daniel lo que te proponemos es que hagas “clic” en el botón de compra y te llevamos las naranjas recién recogidas del árbol.

3.      Ignorar la temperatura

Las naranjas a temperatura ambiente proporcionan más zumo que las que están recién sacadas de la nevera.

Una pequeña diferencia de grados puede ser una gran diferencia (valga la redundancia).

4.      Usar métodos poco efectivos para exprimir

Exprimir las naranjas correctamente es fundamental para obtener la mayor cantidad de zumo posible, sin desperdiciar nada.

5.      Desconocer el valor nutricional

Tomar un zumo de naranja es genial por todo su sabor, pero infórmate sobre la cantidad de azúcar y vitamina C que contiene y así podrás ajustar el resto de tu dieta diaria.

6.      No experimentar con otras frutas

Para variar un poco y para hacer tu zumo de naranja más divertido, puedes incorporar otras frutas (siempre y cuando estén de temporada)

Por ejemplo, una mezcla que hemos probado y que nos encanta es naranja con granada. Sí. También se pueden exprimir los gajos de las granadas y créenos que son deliciosos.

Pero, bueno. Tú puedes ir experimentando con otras frutas y con otros sabores.

7.      Olvidar la higiene en la preparación

 Mantener una higiene adecuada durante la preparación garantiza que el zumo sea seguro y saludable para consumir.

Estamos hablando tanto de la higiene personal como la de las propias frutas.

Te recomendamos que antes de comer frutas o exprimirlas, las pongas bajo del chorro de agua y les quites los restos de polvo u otros elementos que se hayan podido depositar en ellas durante el transporte.

8.      Descuidar la procedencia y la estacionalidad

Este es el último error que puedes estar cometiendo, pero es muy importante. Nos vamos a explicar.

Para disfrutar bebiendo un buen zumo de naranjas lo mejor es que las compras de proximidad. Es decir, que te asegures que las naranjas sean de temporada.

Piensa que si las compras de otros continentes, las naranjas viajan en barco y maduran en el barco, no en el árbol, como lo hacen las naranjas de proximidad.

Tú notarás más sabor y, además, le estaremos haciendo un favor al medio ambiente además de apoyar la economía local.

¿Y cómo solucionar estos errores?

 Te hemos dicho que te íbamos a presentar los errores y las posibles soluciones. Abrimos una nueva lista. Esto es lo que has de hacer para disfrutar de tu buen zumo:

  • Selecciona la variedad correcta: Informarte sobre las diferentes variedades de naranjas y elige las que estén recién recolectadas.
  • Prioriza la frescura y la procedencia: Busca naranjas que sean de temporada y, si es posible, de cultivo local. Esto no solo garantiza que disfrutes más del sabor sino que también contribuye a cuidar de nuestro ambiente.
  • Temperatura óptima: Antes de exprimir, asegúrate de que tus naranjas estén a temperatura ambiente para conseguir más cantidad de zumo.
  • Sobre la forma de exprimir: Utiliza un exprimidor que te permita extraer todo el zumo sin esfuerzo y de manera eficiente. Pueden ser igual de eficientes los manuales o los eléctricos. Haz la prueba
  • Conocimiento nutricional: Añade el zumo de naranja en tu dieta de manera que aproveches al máximo sus beneficios, sin excederte en el consumo de azúcares naturales.
  • No tengas miedo a mezclar: No dudes en experimentar añadiendo otras frutas para enriquecer el sabor y el valor nutricional de tu zumo.
  • Mantén la higiene: Asegúrate de que todas las herramientas y superficies estén limpias antes de comenzar a preparar tu zumo, para evitar la contaminación. Lava las naranjas con abundante agua.
  • Sé consciente del impacto ambiental: Al elegir naranjas de proximidad y de temporada, no solo disfrutas de un mejor sabor, sino que también reduces la huella de carbono asociada a su transporte.

Esto es todo. Aquí te hemos expuesto los errores que puedes estar cometiendo al beber zumo de naranja.

¿Estás cometiendo alguno de estos errores? ¿Crees que nos hemos dejado alguno? No dejes de contestarnos en la sección de comentarios.

Y, por cierto, si te ha parecido interesante lo que te hemos contado, ¿lo compartes en tus redes sociales? Nosotros estaríamos encantados de que lo hicieras.

 

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.281 segundos