¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

Las mil maneras de exprimir una naranja

Exprimir una naranja es sencillo, ¿verdad? Exprimirla a mano, ya no lo es tanto, ¿o sí? No te preocupes porque en este post vamos a ver todas y cada una de las maneras que tienes de exprimir una naranja.

Lo importante, para nosotros, no es que la exprimas, sino que te la tomes. Porque no hay nada mejor en este mundo que levantarse por la mañana y desayunar con fruta. Si es naranja, mejor que mejor.

Da igual si te tomas la naranja entera o exprimida. Lo importante es tomar la fruta. En esto coinciden todos y cada uno de los especialistas en nutrición que consultes. Haz la prueba y verás que estamos en lo cierto.

Otra cosa que debes tener en cuenta es la calidad del zumo.

En otro asunto en el que coinciden todos los expertos en nutrición es que si optas por tomar zumo de naranja éste ha de estar recién exprimido para no perder ni un ápice de todas y cada una de sus propiedades, que son muchas.

Por supuesto que en la materia prima está parte del secreto. Es decir, el secreto está en tener en tu casa las mejores naranjas para zumo. Naranjas procedentes del Mediterráneo, de la Comunidad Valenciana para ser más exactos, la cuna de las naranjas como todo el mundo bien sabe.

Pero, ¿qué te parece si empezamos a ver las mil y una maneras de exprimir una naranja? Ya verás que te va a resultar la mar de interesante.

Cómo exprimir una naranja a mano

Te hemos sorprendido, ¿verdad? No imaginabas que se pudiera exprimir una naranja con las manos. Siempre has pensando en mil y un artilugios llamados exprimidores. Pues no. También se puede hacer a mano.

¿Cómo? No tiene mucho secreto. Se trata de que utilices tu fuerza para extraer la mayor cantidad de jugo. 

No nos vamos a engañar. Es un proceso más lento y más costoso. Siempre te puedes ayudar con un cuchillo o unas varillas de batir para que consigas más cantidad de zumo.

Pero siempre podemos echar mano (nunca mejor dicho) de algunos trucos:

  1. Que la naranja que vayas a exprimir ruede por encima de una superficie dura y ve apretándola ligeramente con la mano. Atención. La presión que ejerzas sobre ella jamás ha de romper la cáscara. ¿Por qué presionar? Porque es lo más indicado para romper las fibras y las membranas internas y así conseguir hasta un 20 por ciento de zumo más cuando la aprietes de verdad con tu mano.
  2. Vamos con el segundo truco. Coges la naranja y te la llevas al microondas para calentarla durante aproximadamente unos diez segundos. Si no tienes microondas ponla debajo de un chorro de agua caliente el mismo tiempo. Haznos caso, te será más fácil exprimirla con la mano.
  3. Y el tercer truco requiere algo más de tiempo pero también es muy efectivo. Se trata de congelar la naranja. Una vez congelada hay que meterla en el microondas. Cuando la fruta se congela las membranas internas se debilitan y al calentarla en el microondas tendrás más zumo.

Exprimir una naranja “a lo fácil”

Con “a lo fácil”, claro está, nos estamos refiriendo a exprimidores manuales o eléctricos o también a licuadoras.

Con el exprimidor manual tendrás que hacer mucha más fuerza que con uno eléctrico, obviamente. Pero con ambos vas a extraer una buena cantidad de zumo.

Tanto exprimidores eléctricos como licuadoras son dos electrodomésticos que te ayudarán a prepararte ese delicioso zumo de naranja pero el juego de extrae de manera bien diferente.

Las licuadoras, lo que hacen es “aplastar la naranja” directamente, si bien es cierto que los más modernos ya tienen una función centrifugadoras. Bien es cierto que se disparan del precio.

Los eléctricos no afectan a la cáscara.

Si nos preguntas nuestra opinión, creemos que los exprimidores son más funcionales y prácticos a la hora de exprimir y, por supuesto, también algo más baratos.

Ahora bien. Si a ti te gusta hacer zumos combinando diferentes frutas quizá lo que más te interese sea la licuadora.

Lo que importa, por supuesto, es la calidad de la naranja

Es posible que en alguna que otra ocasión hayas tenido ganas de tomar un zumo de naranja y al no disponer ni de exprimidor manual ni de exprimidor eléctricos le hayas sacado el jugo con la mano.

Por si acaso te encuentras en esa tesitura, en este post te hemos dado algunos consejos. No es lo más habitual pero no está de más saber una cosita más.

Exprimas como exprimas las naranjas lo verdaderamente importante es la calidad de esta fruta tan Mediterránea.

Por supuesto que no vas a encontrar el mismo saber si la naranja está recién recogida del árbol o ha estado un tiempo en cámaras frigoríficas.

También notarás un mejor sabor si la naranja ha estado recolectada cerca de ti o ha tenido que hacer largos viajes transoceánicos para llegar a tu mesa.

Es importante que sepas también cómo han estado cultivados. Si para su crecimiento han necesitado de productos químicos o no.

Son muchas las cosas a tener en cuenta pero necesarias que las sepas porque no podemos olvidar que buena parte de nuestro estado de salud depende de los alimentos que tomamos.

Dentro de este apartado las frutas tienen un papel importante. Tal y como dice la Organización Mundial de la Salud un buena alimentación consiste en combinar todo tipo de alimentos con moderación y en tomar cinco raciones de frutas y verduras al día. Y las naranjas son una fruta a tener en cuenta durante los meses de otoño e invierno.

¿Cuál es tu método elegido para exprimir una naranja? ¿Nos lo quieres contar en la sección de comentarios? Estaremos encantados de que lo hagas.

¿Te ha parecido interesante lo que has encontrado en este post? También te estaríamos muy agradecidos si lo compartieras por tus redes sociales.

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.279 segundos