¡¡ GRATIS 1 KG DE LIMONES EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

Mandarinas azucaradas como auténticas golosinas

Las mandarinas azucaradas que te proponemos en esta receta son auténticas golosinas. Vamos, que si tienes niños en casa o los tuyos traen amigos las van a devorar. Vamos a hacer bueno ese refrán que dice que “dura menos que un pastel a la puerta de la escuela”.

Lo cierto es que los vas a encandilar y los adultos tampoco van a resistir la tentación de llevárselos a la boca. No hace falta que te digamos que estas mandarinas azucaradas son geniales para los días más señalados. Una buena época, por descontado, es la Navidad.

Equiparable a los mejores turrones y dulces. Otra cosa a tener en cuenta es que es un dulce muy barato de hacer y la mar de sencillo. El único inconveniente es que has de dejar secar los gajos de las mandarinas de un día para otro. Pero desde luego que vale la pena.

Ingredientes

Modo de elaboración de las mandarinas azucaradas

  1. El primer paso, claro está, es pelar las mandarinas y separar uno por uno los gajos. Pero mucha atención en esta operación. Tienes que procurar no reventar la fina membrana que recubre a las mandarinas.
  2. Una vez peladas, reparte los gajos en una bandeja. Déjalos reposar durante 24 horas para que se sequen.
  3. Ahora nos toca preparar la gelatina. En primer lugar has de poner la gelatina a remojo con agua fría para que se vaya hidratando. Mientras se hidrata pon en un bol la clara del huevo a temperatura ambiente.
  4. Cuando observes que la gelatina está ya bien hidratada debes escurrirla y colocarla en un recipiente de plástico. Con este recipiente de plástico la metes en el microondas, la calientas y esperas a que se deshaga.
  5. Todavía caliente la gelatina debes añadirla a la clara de huevo y no dejar de remover.
  6. Debes sumergir todos los gajos de las mandarinas de Valencia uno por uno.
  7. A continuación escúrreles con papel de cocina absorbente.
  8. Ya queda poco. Es el momento de que los pases por el motoncito de azúcar.
  9. Vuelve a poner los gajos en una bandeja y espera a que se sequen. Nosotros consideramos que en tres horas ya estarán completamente secos.

Sólo te queda darles un buen bocado y ya verás qué crujientes y qué dulces están estos gajos de mandarina.

Estamos hablando de un dulce, es cierto. Pero tampoco debemos olvidar que estamos comiendo fruta, y de la buena. Además de un bocado muy dulce estarás ingiriendo la vitamina C que contienen las mandarinas de Valencia.

¿Qué te ha parecido esta receta? ¿Te atreves a hacerla en tu casa? Seguro que sí. En cuanto la hagas no dudes en decirnos qué te ha parecido en la sección de comentarios.

Y si crees que te va a gustar desde ya dale al botón de las redes sociales y comparte estas recetas entre todos tus amigos y familiares.

Publicado el en Recetas con naranjas
RSS 2.0 (Recetas con naranjas) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.230 segundos