¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

La miel engorda: ¿verdad o mentira?

Seguro que te han dicho cientos de veces que la miel engorda. O que engorda más que el azúcar. O tú mismo puedes tener la percepción de que la miel engorda porque se trata de un alimento muy dulce.

¿Pero qué hay de verdad en esta afirmación? Si te parece nosotros te vamos a contar la verdad sobre si la miel engorda o no. Así que vamos allá.

Una cucharada de miel de abeja natural te aportará 46 kcals. 1 de azúcar blanco tiene 93 kcals. Así que ya tienes el primer argumento resuelto. Si estás buscando un alimento para endulzar, la miel es mucho mejor que el azúcar.

Pero siendo importante el hecho de que la miel tiene menos calorías que el azúcar debes tener en cuenta que estamos hablando de un alimento natural que tienen un montón de buenas y variadas propiedades para tu salud.

La miel engorda… en consumos desproporcionados

Con esto, los nutricionistas no quieren hacerte creer que no puedes engordar tomando miel. Claro que sí. Por eso también es bueno que sepas que la debes tomar con moderación, un par de veces al día. De lo contrario, también ganarás kilos.

Es lo mismo que ocurre con las frutas y verduras. Ninguna fruta o verdura engorda. Pero todas tienen azúcares (muy positivos para la salud). Así que si tomas una cantidad desmesurada de frutas y verduras también vas a engordar. Por eso, entre otras razones, la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar cinco raciones de frutas y verduras al día.

Por cierto, en cuanto a frutas y verduras igual de malo es tomar una cantidad desproporcionada como no tomarlas jamás. Tu salud se va a resentir. Además, es bueno siempre tomar frutas de temporada. Es decir, naranjas en otoño e invierno y sandías y melones en primavera y verano, por poner un ejemplo.

Pues bien. En lo que nos hemos de quedar es que no debes presuponer jamás que la miel engorda. Engordará su consumo desmesurado pero como cualquier otro alimento incluyendo las frutas y verduras.

La miel engorda mucho menos que el azúcar

Como te hemos indicado anteriormente el azúcar tiene más calorías que la miel y por tanto ya puedes deducir que engorda mucho más.

Lo que también tiene la miel es un índice glucémico moderado lo que no aumenta el nivel de azúcar en sangre.

También tiene la propiedad de que después de tomarla retarda la sensación de hambre, y siempre que se consuma conforme te hemos comentado anteriormente, no va a producir grasas.

Eliminar la sensación de hambre siempre es bueno para mantener el peso. Está indicado si se está realizando una dieta de adelgazamiento.

Si se toma miel a media mañana, no acudirás a la hora de comer con ese apetito feroz que provoca que comas más deprisa. Comer lento también es una buena fórmula para adelgazar.

Lo mismo podemos decir si la tomas a media tarde, para llegar a la hora de la cena con menos hambre.

Además de miel, los dietistas también recomiendan tomar frutas frescas o un puñado de frutos secos que tienen el mismo poder saciante que la miel.

Un pequeño consejo, pero importante

Para no engordar tomando miel ya te hemos contado que una cantidad adecuada es unas dos cucharadas al día que puedes combinar con tus bebidas calientes, como el café con leche, en tostadas (exquisito desayuno) o con yogur y también tienes otras recetas con miel.

Pero no queremos que se nos olvide darte otro pequeño consejo, pero que consideramos muy importante. 

La miel engorda (o hay muchas más posibilidades para ello) si compras miel industrial. Lo que hay que hacer es buscar miel pura y natural directa del apicultor.

No es lo mismo comerse una tarta de manzana casera utilizando sólo alimentos naturales, que una tarta de manzana en un gran supermercado y que esté llena de aditivos y conservantes.

Siempre que puedas evita los alimentos procesados y ultraprocesados y apuesta por los frescos y naturales.

Si evitáramos los alimentos procesados y ultraprocesados también se evitarían una buena cantidad de casos de obesidad y sobrepeso. Y, ¡¡ojo!! que estos casos ya se están acumulando entre los más jóvenes de la población española.

¿Miel o azúcar?

Entonces, si ya hemos visto que es poco probable esa afirmación que la miel engorda, ¿qué será mejor elegir a la hora de endulzar? ¿La miel o el azúcar?

El azúcar es lo que se llama un carbohidrato vacío. Te aportará calorías y nada más. Tenlo en cuenta. No contiene ningún nutriente importante beneficioso para nuestro cuerpo.

Pero la miel, además de aportar calorías (menos que el azúcar como hemos visto) nos surte con buenas vitaminas, minerales, proteínas…

Más beneficios de la miel

Le energía que te va a proporcionar la miel se va a metabolizar mucho más rápido que el azúcar. En concreto estamos hablando de 15 minutos. En cambio el tiempo de metabolización del azúcar es de varias horas. Por eso, la miel es fantástica también si necesitas un aumento rápido de energía.

Como contiene antioxidantes y un efecto antimicrobiano, la miel también es buena para combatir pequeños resfriados o suavizar la tos.

Elegir pues entre la miel o el azúcar no es una cuestión ya de mantener la dieta, sino de optar por lo más saludable.

Acabamos ya. En este post hemos recogido distintas opiniones de especialistas en nutrición para desmentir el mito de que la miel engorda. Lo hemos comparado profusamente con el azúcar porque la miel también está considerada como un edulcorante. Realmente habría que decantarse siempre por la miel natural y pura porque estamos hablando de un estupendo alimento.

¿Y tú? ¿Crees todavía que la miel engorda? ¿Prefieres azúcar o miel? ¿Por qué? Nos encantaría conocer tus opiniones. Para ello, sólo tienes que escribirlas en la sección de comentarios que verás un poco más abajo.

¿Te ha parecido interesante lo que te hemos contado? ¿Qué tal si lo compartes por tus redes sociales? Estaríamos encantados de que lo hicieras.

 

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.234 segundos