¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

Cómo conservar tomates frescos durante más tiempo

El tomate, como está bueno, es de temporada. Sin ninguna duda. Dicho esto, ¿cómo conservar tomates frescos durante más tiempo? Y que estén ricos, claro está.

Pues a esto vamos a dedicar este post. A darte los mejores trucos para que tú nos pidas tomates de nuestra huerta valenciana, te los llevemos y los puedas disfrutar igual de ricos que el primer día.

El tomate es un alimento de primer orden. Un súper alimento. Con unas propiedades y unos beneficios… que no hace falta que te contemos, ¿verdad?

Lo podemos encontrar durante todo el año, es cierto. Pero cuando mejor están, cuando más sabor tienen es en verano.

Es en verano cuando ponemos a la venta nuestro tomate valenciano

Conservar tomates frescos en la nevera. ¿Sí o no?

Una de las primeras dudas que se te pueden plantear es si es bueno conservar los tomates en la nevera. Pues vamos a ello.

El tomate no tiene por qué estar dentro de la nevera. Porque si a esta fruta (sí, lo hemos dicho bien. El tomate es una fruta.) la metemos en la nevera puede que pierda sus propiedades organolépticas.

Lo puedes conservar fuera del frigorífico, pero siempre y cuando no haga demasiado calor. ¿En qué temperatura nos estaríamos moviendo? Pues entre los 20 y los 23 grados. Más no.

Lo que debes tener claro es que los siempre se deben poner los tomates en un lugar fresco, seco y alejado de fuentes de calor y de la luz directa del sol. La despensa es el lugar idóneo para hacerlo.

En el caso de que compres tomates verdes, es decir, que se hayan recogido antes de su punto exacto de maduración, sí debes dejarlos fuera de la nevera para que este proceso de maduración continúe y te los comas cuando estén maduros.

A la nevera

Pero lo más normal es que los metas en la nevera porque es imposible asegurar la temperatura idónea en la cocina.

Además, hay que tener en cuenta que el frío de este electrodoméstico ralentiza su proceso de maduración.

Ahora bien. ¿Cómo guardarlos correctamente en la nevera?

Te lo vamos a poner muy sencillo y no te vamos a descubrir nada nuevo. Los has de dejar, sí o sí, en el cajón para las verduras que hay en todo buen frigorífico que se precie.

Son cajones que están preparados para ello.

Pero, atención. Nunca los mezcles con otros alimentos. Y no tan solo porque se pueden mezclar los sabores, sino porque otras frutas y verduras despiden gases que pueden provocar que la maduración se acelere.

¿Nuestro consejo? Que los guardes en la bolsa de plástico o de papel y que estas bolsas nunca estén cerradas por arriba. Es como mejor los vas a conservar.

Otras formas de conservar tomates

Vale. Supongamos que compras muchos tomates y los quieres almacenar. Pues para disfrutarlo durante mucho más tiempo puedes hacer lo siguiente:

1.      Secar tomates

Una de las formas más tradicionales de conservar los tomates es deshidratándolos.

Al deshidratar esta fruta, puedes mantenerla en buen estado durante meses sin que se deteriore.

Aunque es un proceso que requiere tiempo, resulta muy útil cuando necesitas almacenar grandes cantidades de tomates por un período prolongado.

Una vez deshidratados, puedes envasarlos en aceite o guardarlos en un lugar seco y protegido de la luz, donde se mantendrán perfectos hasta por un año.

2.      Congelar tomates

Otra manera efectiva de conservar los tomates por mucho tiempo es congelándolos, aunque no es lo más habitual, pero poder, se puede.

Lo que está claro es que si los congelas, detienes en seco su proceso de maduración.

Y lo que debes tener en cuenta también es que con la congelación, los tomates van a perder algunas de sus propiedades y un poco de su sabor.

Lo dicho. Como recién recogidos de la mata, nada de nada. Pero, en fin. Estamos haciendo un repaso sobre distintos métodos de conservación.

Pero si decides por congelar lo que sí te recomendamos es que cortes los tomates en trozos pequeños y que los guardes en bolsas, divididos en porciones.

De esta forma, será mucho más fácil descongelarlos y utilizarlos en tus recetas, ensaladas…

3.      Tomates en salsa

Si te encanta la pasta, las pizzas o la lasaña, otra excelente opción es cocinar los tomates y convertirlos en salsa.

Esto te permitirá conservarlos por un largo tiempo y usarlos cuando elabores estos platos o los que tengas en mente.

Te recomendamos que almacenes la salsa de tomate en envases de vidrio, limpios, esterilizados y cerrados al vacío, para evitar que se eche a perder.

Y esto es todo. En este post hemos querido informarte y darte buenos consejos sobre cómo conservar tomates frescos durante más tiempo.

Esperamos que esta información te haya resultado muy útil.

Dicho esto, te queremos preguntar: ¿Tienes algún secreto para conservar los tomates y que quieras compartir con nosotros? Lo puedes hacer en la sección de comentarios.

Otra cosa. ¿Te ha gustado lo que has leído en este post? ¿Qué tal si lo compartes por tus redes sociales? Nosotros, por supuesto, estaremos encantados de que lo hagas.

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.046 segundos