¡¡ GRATIS 1 KG DE LIMONES EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

Los 17 mejores consejos para comer sano fuera de casa

¿Eres de los que está obligad@ a comer fuera de casa pero quieres seguir manteniendo una dieta equilibrada a favor de tu salud? Bienvenid@ a este post porque te vamos a dar los mejores conejos para comer sano fuera de casa.

¿Qué es lo que vas a ver en este post? Pues bien. Lo hemos dividido en dos apartados. El primero de ellos contendrá los consejos que debes seguir para comer sano en tu lugar de trabajo.

Porque es cierto que muchas personas, por cuestiones de trabajo, están obligadas a comer fuera. Lo mejor es es hacerlo en casa. Pero si no se puede, habrá que adaptarse, ¿no crees?

El segundo apartado lo hemos reservado para aconsejarte qué es lo que tienes que hacer cuando vas a comer a un restaurante

¿Qué te parece si empezamos ya con esos consejos? Pues allá vamos:

Consejos para comer sano fuera de casa por motivos laborales

1.      Planificación

 Es crucial que planifiques y prepares tus comidas en casa. Si llevas tu comida al trabajo en cómodos tuppers te permitirá controlar los ingredientes y, sobre todo, las porciones.

2.      Frutas y verduras

Te has de asegurar que en tus comidas haya la fruta y verdura que necesitas. Ya sabes que la Organización Mundial de la Salud indica que lo más recomendables es tomar cinco raciones de frutas y verduras al día.

Las frutas que sean de temporada. En otoño e invierno, naranjas, mandarinas… en verano, albaricoques, melocotones, melones, paraguayos… Otra cosa. Mucho mejor piezas de fruta que los llamados “snacks”, por mucho que digan que son muy saludables.

3.      Cómo cocinar

Es mucho mejor que, cuando prepares tus comidas, optes por el vapor, el horno o la plancha. En cualquier caso, evita los fritos. La razón es obvia. Ingerirás menos grasas.

4.      Controla las porciones

Aunque estés comiendo alimentos saludables debes controlar la cantidad. El exceso tampoco es bueno y puede llevar a que aumentes de kilos.

5.      Hidratación

El agua debe ser tu principal fuente de hidratación. Evita las bebidas azucaradas o con alto contenido calórico. Lleva una botella de agua siempre encima. Es la mejor manea de que te vayas recordando que has de beber agua.

6.      Evita el picoteo

 Y si tienes hambre antes de llegar a la comida, tu mejor aliada vuelve a ser la fruta. O un yogur.

7.      Sobre el aceite

Si te preparas una buena ensalada lleva en un recipiente pequeño el aceite de oliva virgen extra. Aliña tu ensalada antes de tomarla. No horas antes.

8.      Elige alimentos de temporada

No nos cansaremos de repetir que consumir frutas y verduras de temporada no solo es más económico, sino que también te permite disfrutar de alimentos en su mejor momento de sabor y valor nutricional.

9.      Ejercicio

¿Es suficiente con controlar la alimentación para estar sano? No. Desde luego que no. Hay que procurar adquirir otros hábitos tal y como nos vuelve a indicar la Organización Mundial de la Salud. Y uno de los más importantes es hacer ejercicio de manera regular.

Comer sano fuera de casa si vas a restaurante

10. Saber elegir el menú

Antes de ir al restaurante, si es posible, revisa el menú  para tener una idea de las opciones saludables disponibles. Busca platos que incluyan verduras y proteínas magras, y que estén cocinados de manera saludable.  Muchos restaurantes tienen sus menús online.

11. Controla las porciones

Porque los restaurantes, como bien sabes, pecan por exceso. Sirven porciones más grandes que las que recomiendan los nutricionistas.

12. Modifica el menú

No tengas inconveniente en modificar tu menú, sobre todo los acompañamientos de los platos. Es mucho mejor que los cambies por opciones más saludables. Es decir, por verduras.

13. Cuidado con aderezos o aliños

Que están en muchas salsas que sirven los restaurantes. Es mejor que las pidas aparte y tú te pongas la cantidad que necesites. O simplemente optes por no consumirlos. 

14. Ojo con las bebidas azucaradas y el alcohol. 

Mucho mejor el agua, ¿verdad? Hay que controlar la cantidad de azúcar que llevan los refrescos. Si decides consumir alcohol, hazlo con moderación.

15. Come despacio

Tómate tu tiempo para comer, disfruta de cada bocado y presta atención a las señales de saciedad de tu cuerpo. Comer despacio ayuda a mejorar la digestión y a sentirte satisfecho con menos cantidad de comida.

16. Evita el pan antes de la comida

Muchos restaurantes ofrecen pan o aperitivos antes de la comida principal. Es mejor evitarlos para no llenarte .

17. Opta por postres ligeros

Si deseas algo dulce después de tu comida, elige opciones más ligeras como frutas frescas, yogur natural o comparte un postre con el resto de comensales. Con unas pocas cucharadas saciarás ese “antojo de algo dulce”. Evita los postres dulces, con mucho azucar añadido y grasas saturadas. 

Esto es todo lo que te queríamos contar. Si quieres comer sano fuera de casa puedes seguir estos consejos que te hemos ofrecido a lo largo de este post. Tanto si estás obligado a comer fuera de casa por motivos laborales o porque has sido invitado a alguna celebración. Tenlo en cuenta porque es muy importante que mantengas una alimentación equilibrada y saludable.

Y ahora unas preguntas: ¿Cómo te preparas tu comida si te la tienes que llevar al trabajo? Cuando vas a un restaurante, ¿tienes las preocupaciones que te hemos comentado aquí? No dejes de contestarnos en la sección de comentarios.

¿Te ha parecido interesante este post? Si tu respuesta es que sí, ¿lo compartes por tus redes sociales?

 

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.291 segundos