¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

¿Grasas para cocinar o aceite de oliva? ¿Cuál es la mejor opción?

Esta es una pregunta que seguramente te has hecho en más de una ocasión. ¿Son mejores las grasas para cocinar o el aceite de oliva? Nosotros te vamos a dar nuestra opinión.

Así que si la quieres conocer, te invitamos a que leas este post hasta el final.

Además. Te vamos a contar un secreto. Estamos prácticamente al cien por cien convencidos de que vas a estar de acuerdo con nosotros. Con nuestras conclusiones, queremos decir,

En definitiva, ¿es mejor cocinar con grasas animales como la manteca de cerdo o la mantequilla, o con aceite de oliva?

Esta duda surge especialmente al observar cómo en la cultura anglosajona se utilizan con frecuencia estas grasas animales en la cocina.

Lo hemos visto en cientos y cientos de series y películas. De Estados Unidos y el Reino Unido.

Así que vamos a ver si es más beneficioso utilizar estas grasas o el aceite de oliva, con un enfoque especial en el aceite de oliva virgen extra ecológico que puedes encontrar aquí, en Naranjas Daniel.

De entrada, es importante destacar que el aceite de oliva virgen extra cuenta con la recomendación de destacados nutricionistas a nivel mundial.

Esta aceptación no es casualidad.

El aceite de oliva es un elemento fundamental en la dieta mediterránea, reconocida como una de las más saludables del mundo.

En las siguientes líneas examinaremos las características del aceite de oliva, así como las de la manteca de cerdo y la mantequilla, para ayudarte a tomar una decisión cuando vayas a cocinar.

Características del aceite de oliva para cocinar

El aceite de oliva ya no es un alimento que se consume en los países mediterráneos. Se ha internacionalizado y muy rápidamente en los últimos diez años.

¿Sabes cuál es la razón? Que cada vez más y más chefs de renombre por todo el mundo lo usan. Y no dudan en cantar todas sus excelencias para conseguir no tan solo sabores extraordinarios sino para también que cuides de tu salud.

El aceite de oliva se extrae de las aceitunas y el virgen extra es de la mayor calidad, obteniéndose directamente de aceitunas recién cosechadas  y mediante procesos mecánicos, sin químicos ni refinamiento.

Una de sus principales ventajas es su alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, especialmente el ácido oleico, que representa entre el 55% y el 83% de su composición total.

Las ventajas del aceite de oliva virgen extra

  1. Salud cardiovascular óptima: Estos ácidos grasos son conocidos por reducir el colesterol LDL (malo) y aumentar el HDL (bueno), contribuyendo a una óptima salud cardiovascular.
  2. Rico en antioxidantes: El aceite de oliva es una excelente fuente de antioxidantes como la vitamina E y compuestos fenólicos, que protegen las células del daño oxidativo y reducen el riesgo de enfermedades crónicas. También contiene vitaminas A, D y K, esenciales para el funcionamiento del cuerpo.
  3. Propiedades y sabor de los alimentos: El aceite de oliva virgen extra tiene un punto de humo de aproximadamente 190-207°C, lo que significa que a esta temperatura los alimentos no se degradan, manteniendo sus propiedades y sabor. Otros aceites pueden perder sus beneficios y sabor a temperaturas más bajas, por lo que recomendamos siempre optar por el aceite de oliva virgen extra, preferiblemente ecológico.
  4. Mejora de la función cognitiva: Muchos estudios sugieren que el consumo regular de aceite de oliva virgen extra puede mejorar la función cognitiva y reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, gracias a sus antioxidantes y ácidos grasos saludables.
  5. Salud digestiva: El aceite de oliva también beneficia el sistema digestivo, mejorando la digestión y la absorción de nutrientes, y protegiendo contra úlceras y gastritis. Además, su consumo se asocia con una reducción del riesgo de cáncer de colon.

5.

Principales grasas para cocinar

Ahora, examinemos otras grasas utilizadas en la cocina:

1.      Manteca de cerdo

Es una grasa animal derivada del tejido adiposo del cerdo, tradicionalmente usada por su capacidad de dar una textura crujiente y un sabor distintivo a los alimentos.

Sin embargo, su alto contenido de grasas saturadas se asocia con un aumento del colesterol y un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

2.      Mantequilla

Obtenida de la leche de vaca, contiene grasas saturadas y pequeñas cantidades de grasas trans, así como vitaminas A y D.

La mantequilla es apreciada por su sabor y su capacidad para mejorar la textura de los alimentos.

No obstante, como la manteca de cerdo, su alto contenido de grasas saturadas puede afectar negativamente la salud cardiovascular si se consume en exceso.

Como puedes ver, mientras que el aceite de oliva virgen extra ofrece numerosos beneficios para la salud, tanto la manteca de cerdo como la mantequilla presentan ciertos riesgos, especialmente para la salud cardiovascular y el control del peso.

Comparando las tasas de sobrepeso en países anglosajones y mediterráneos, queda claro que el aceite de oliva es la opción más saludable.

En conclusión, y siguiendo las recomendaciones de los especialistas en nutrición, cocinar con aceite de oliva virgen extra, especialmente si es ecológico como el que puedes encontrar en nuestra tienda online es la opción más saludable.

Además, el sabor que proporciona a los alimentos es inigualable.

¿Y tú, qué utilizas para cocinar? ¿Prefieres el aceite de oliva u otras grasas? Comparte tu opinión en los comentarios.

Si te ha gustado este post, ¡compártelo en tus redes sociales! Estaremos encantados de que lo hagas.

 

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.072 segundos