¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

¿Cómo limpiar correctamente las frutas y verduras?

¿Sabes cómo limpiar correctamente las frutas y verduras? ¿Por qué es importante?  ¿Qué puedes evitar con una buena limpieza?

¿Estás seguro de que limpias correctamente las frutas y verduras antes de ingerirlas? Tanto si estás seguro como si no, te interesa leer este post.

Si estás seguro que lo haces bien, para confirmar tus teorías. Si tienes dudas sobre cómo limpiarlas, te las vamos a aclarar.

Como ves, de una u otra manera te conviene leer este post. Hazlo hasta el final porque vamos a poner un montón de consejos.

¿Por dónde empezamos? ¿Te parece que lo hagamos por los motivos por los que debes limpiar frutas y verduras a conciencia? Pues vamos allá.

¿Por qué es importante limpiar frutas y verduras?

1.      Porque eliminas residuos

Lo sentimos. Pero no vives en un mundo ideal. Cuanto te llegan a tu casa frutas y verduras tienen ciertos “elementos”.

Sobre todo residuos que proceden tanto del transporte como del almacenamiento.

¡¡Ojo!! Porque si no nos compras frutas y verduras a nosotros y lo haces en el lineal de un supermercado, es posible que tengan también restos de pesticidas.

Ya te hemos contado en alguna que otra ocasión que en Naranjas Daniel no los utilizamos.

2.      Porque previenes enfermedades

Pero es que además las frutas y verduras pueden estar contaminadas con bacterias y otros patógenos que pueden causar enfermedades.

Es una cosa, si nos permites la expresión, hasta cierto punto lógica porque no hay que olvidar que, tal y como nos gusta decir, las frutas y verduras se elaboran en una “fábrica sin techo”.

Pueden entrar múltiples bacterias, incluso por el agua.

Bueno. Aquí tienes dos buenos motivos para no olvidar limpiar correctamente las frutas y verduras.

Si te parece pasamos ahora a otro punto como es ver qué métodos puedes tener al alcance de tu mano para limpiarlas.

Métodos que funcionan para limpiar frutas y verduras

Algunos de estos métodos que, créenos, ya han sido probados suficientemente son:

1.      Agua corriente: Seguramente el método más efectivo

El método más simple y accesible para limpiar frutas y verduras es el uso de agua corriente.

Este método es efectivo para eliminar gran parte de los residuos superficiales, incluyendo tierra y algunos microorganismos. Para hacerlo correctamente, sigue estos pasos:

  • Lava tus manos. Antes de manipular frutas y verduras, asegúrate de lavar bien tus manos con agua y jabón.
  • Usa agua corriente fría. Coloca las frutas y verduras bajo el chorro de agua fría, frotándolas suavemente con tus manos o con un cepillo de limpieza dedicado para alimentos.
  • Secado. Después de lavarlas, seca las frutas y verduras con un paño limpio o un papel de cocina para eliminar cualquier resto de agua.

2.      Vinagre y Bicarbonato

Para una limpieza más profunda, especialmente útil en productos que pueden tener más residuos puedes optar por soluciones de vinagre o bicarbonato de sodio.

  • Solución de vinagre. Mezcla una parte de vinagre blanco con tres partes de agua en un recipiente grande. Sumerge las frutas y verduras en la mezcla. Déjalas reposar 15 minutos. Luego, enjuágalas bien bajo el agua corriente.
  • Bicarbonato de sodio. Para verduras de raíz o aquellas con superficies más rugosas, el bicarbonato de sodio puede ser especialmente útil. Espolvorea bicarbonato de sodio sobre las frutas o verduras húmedas y frótalas suavemente. Después, enjuaga bien con agua.

3.      Herramientas de limpieza especializadas

Si buscas una opción aún más efectiva, existen en el mercado cepillos de limpieza diseñados específicamente para frutas y verduras.

Estos cepillos permiten una limpieza más profunda sin dañar la piel de los alimentos. Son particularmente útiles para productos con superficies irregulares o difíciles de limpiar solo con agua.

No cometas estos errores al limpiar frutas y verduras

Te hemos dicho lo que has de hacer ahora toca decirte lo que no has de hacer que es:

1.      Usar jabón o detergentes

Uno de los errores más comunes es la tentación de usar jabón, detergentes o cualquier otro limpiador químico en un intento de asegurar una mayor limpieza.

Sin embargo, estos productos no están diseñados para ser consumidos y pueden dejar residuos nocivos en tus alimentos. Además, las frutas y verduras pueden absorber parte de ese jabón o ese limpiador

2.      Sumergir completamente en agua durante mucho tiempo

Aunque sumergir ciertos vegetales en agua puede ayudar a limpiarlos, hacerlo durante períodos prolongados puede llevar a la pérdida de nutrientes.

Además, el agua estancada puede convertirse en un caldo de cultivo para bacterias si no se maneja correctamente.

3.      Olvidar limpiar productos con piel no comestible

Muchas personas asumen que no es necesario lavar frutas y verduras cuya piel no se va a consumir, como los melones, aguacates o cítricos.

Sin embargo, al cortar estos alimentos, los contaminantes de la superficie pueden transferirse al interior comestible. Por lo tanto, es importante lavarlos también.

4.      No cambiar el agua regularmente al lavar múltiples productos

Si decides lavar varias frutas o verduras en el mismo recipiente de agua, es importante cambiar el agua regularmente.  Así, los organismos que ya has eliminado no se pegan en la siguiente pieza de fruta.

5.      Ignorar la importancia de secar los alimentos después de lavarlos

Además de lavar es importante secar. No lo olvides.

Y esto es todo. Hemos hecho un repaso muy exhaustivo de cómo has de limpiar las frutas y verduras. Siempre es conveniente hacerlo y te hemos dado muchas razones para ello.

Comer frutas y verduras es obligado. Lo has de hacer, siguiendo las recomendaciones de importantes nutricionistas y de la Organización Mundial de la Salud cinco veces al día. No olvide que para su crecimiento, es importante que las tomen los más peques de la casa.

¿Qué método utiliza para limpiar frutas y verduras? ¿Sigues los que te hemos indicado en este post o tienes otro que quieres compartir con nosotros?

¿Qué tal si compartes este post en tus redes sociales? Nosotros estaríamos encantados de que lo hicieras.

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.278 segundos