¡¡ GRATIS 1 KG DE PATATA AGRIA NUEVA EN CADA CAJA!!
Carrito
No hay productos en el carrito

Sistemas antihelada con microaspersores para proteger nuestras naranjas

¿Quieres saber qué son y cómo funcionan los sistemas antihelada con microaspersores? ¿Cómo evitamos que las naranjas se congelen?

¿Qué te parece si contestamos a estas dos preguntas? ¿Te parecen interesantes? Pues vamos a empezar. Te aconsejamos que no te pierdas ni una sola línea porque seguro que va a ser de tu interés.

Es cierto. Estamos en la Comunidad Valenciana. Concretamente en Bétera. Puedes pensar que en la Comunidad Valenciana la temperatura es siempre benigna. Pero nada más lejos de la realidad.

Nos tenemos que proteger de las heladas que se pueden suceder desde principios de otoño hasta casi la primavera. Es más, en determinados años, ha helado durante la primavera.

Por eso hay que estar preparados con sistemas antihelada con microaspersores. Estamos hablando de la última tecnología en la prevención de heladas que puedan dañar tanto la fruta como el árbol

¿Para qué cultivos utilizamos estos sistemas antihelada? Pues por la época de cosecha y recolección lo solemos utilizar con las naranjas y los aguacates.

¿Cómo funcionan los sistemas antiehalda con microaspersores?

Vamos ya con la explicación.

Nosotros, en nuestros campos de cultivo, colocamos microaspersores por encima de los árboles.

El sistema es sencillo. Se trata de una especie de red de tuberías que se soportan con unas varillas de hierro o plástico.

Tenemos este sistema conectado con un ordenador. Este ordenador, cuando la temperatura empieza a acercarse a los 0 grados centígrados, da la orden para que los árboles se rocíen con agua.

Es como una pequeña lluvia que cae sobre los árboles de manera continua. Hay que tener en cuenta que si la temperatura llega a -2 grados centígrados el riesgo de pérdida tanto de árbol como de fruta es grande.

Los sistemas antiehalda con microaspersores funcionan como un iglú

Puede parecer contradictorio que cuando esté a punto de helar la solución sea lanzar más agua, más humedad.

Pero lo cierto es que estas pequeñas gotas de agua que van cayendo hacen las veces de un iglú. No dejan que el frío llegue al árbol o a la fruta.

Este se debe a que cada gramo de agua que se congela en el aire libera 80 calorías. Si se multiplican todas las gotas el calor es más que suficiente para no perder la cosecha.

Si la aspersión se mantiene constante durante el periodo de temperaturas bajas y hasta que el hielo se haya fundido por acción del sol, la temperatura de la fruta y de la flor no desciende de 0º grados centígrados.

El agua se debe mantener hasta la salida del sol. Es decir, hasta el momento que el día pueda calentar la zona.

Otros sistemas antihelada

Como decimos, este sistema antihelada por aspersión, es uno de los últimos que se han puesto en marcha y que ha resultado ser muy eficiente.

Hasta el momento, para evitar perder árboles y frutas, se optaba, entre otros, por la utilización de grandes ventiladores o turbinas.

El objetivo era mezclar el aire frío con el caliente para aumentar la temperatura. Este es un sistema que todavía se está utilizando.

También se ha utilizado el fuego, como habrás podido ver en muchas películas. Sin embargo, podemos decir que este ya no es un método muy habitual.

Acabamos ya. En este post te hemos explicado cómo evitamos perder nuestras naranjas, nuestras mandarinas y otras frutas como los aguacates por culpa de las heladas.

Te hemos explicado qué es y cómo funcionan los sistemas antihelada con microaspersores que utilizamos en Naranjas Daniel.

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Lo compartes en tus redes sociales? Estaríamos encantados de que lo hicieras.

 

Publicado el
RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.358 segundos